Una banda de prisioneros en Malawi, nominados a los Grammy 2016

Una banda de prisioneros en Malawi, nominados a los Grammy 2016
29/02/2016 SILVIA CANET

Una historia asombrosa. Quien iba a decir que la primera nominación a los Grammy de un país sea gracias a los prisioneros de una cárcel de alta seguridad. Ya ves, el arte puede nacer en los lugares más inesperados y el Zomba Malawi Project lo ha demostrado.

¿Qué es el Zomba Malawi Project? 

Asesinos y ladrones convictos comparten micrófono con funcionarios de prisiones en este peculiar proyecto que se hizo un tímido hueco entre celebridades como Taylor Swift, Kendrick Lamar o The Weeknd. Es el Zomba Prison Project, una banda formada por 14 presos y dos funcionarios de la cárcel Zomba, en Malawi, que este lunes optó a darle al país africano su primer premio Grammy de la historia. Con su disco “I Have No Everything Here”, la banda aspiró al galardón en la categoría de mejor álbum de Músicas del Mundo, en la que también estaba nominado el famoso brasileño Gilberto Gil.

El productor estadounidense Ian Brennan hizo posible este proyecto. A sus 49 años, Brennan viaja por todo el mundo en busca de talentos originales. Durante su trayectoria de más de tres décadas como productor, encontró músicos y produjo álbumes en Ruanda, Sudán del Sur, Vietnam y Malawi. Todo esto como parte de su campaña personal contra la música excesivamente comercial.

Más allá de la música

Construida en 1895, la cárcel de máxima seguridad Zomba es uno de los centros penitenciarios más viejos de Malawi y funciona precariamente. Con capacidad para unos cientos de reos, en realidad alberga a unos 2.400 presos que conviven en condiciones poco higiénicas.

Sorprende saber que un lugar así dio fruto a un talento musical que llegó hasta la 58ª edición de los premios Grammy de la música que se entregan este lunes en la ciudad de Los Ángeles (California, Estados Unidos). El álbum de Zomba Prison Project contiene 20 canciones que, lejos de ensalzar la vida en prisión, tocan temas como los retos que enfrentan los presos, el sida, la suerte de sus hijos, emociones como los celos y temas universales.

1545057_1410883069210568_1008344847358579081_n

En las letras de las canciones compuestas por ellos mismos, los intérpretes reflexionan sobre sus crímenes y dan consejos a los jóvenes. El vocalista, Elías, por ejemplo, que cumple cadena perpetua por asesinato, le dijo a la BBC que con sus letras les quiere decir a los jóvenes que “se alejen de los problemas y piensen antes de actuar, que las malas decisiones los pueden mandar a la cárcel”. Para Chikondi Salanje, de 32 años y a la espera de salir en libertad en agosto tras pasar cinco años en la cárcel por robo, es importante que este proyecto dé a conocer su país, Malawi.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*