Tu voz es única

Tu voz es única
17/11/2015 Pablo
Tu voz es única, by The Smiling Voice

La voz humana

La voz humana. Una maravilla de la anatomía , la firma de nuestra identidad.

El espejo del alma. La voz es la clave evolutiva para nuestra especie. Con nuestra voz establecemos contacto con nuestro entorno, nos comunicamos, expresamos nuestras emociones más profundas.

La voz, cuestión de física

Según las leyes de la Física, para que se produzca sonido hace falta que se combinen tres elementos:

1. Un cuerpo que vibre.

2. Un soporte físico por el que transmitirse

3. Una caja de resonancia que amplifique esas vibraciones, permitiendo que sean percibidas por el oído

 

La voz humana cumple con los tres requisitos:

1. El cuerpo elástico que vibra son las cuerdas vocales

2. El soporte físico por el que se transmite es el aire

3. La caja de resonancia está formada por parte de la garganta, por la boca y por la cavidad nasal

La voz humana, antes de nacer

“Incluso antes de nacer, reconocemos la voz humana”
 Mientras se encuentra todavía en el útero, el feto responde a la entonación, el ritmo y el tono de su madre, que resuena a través de su cuerpo. Al oírla, el ritmo cardiaco de la criatura aumenta. Mientras que disminuye al sentir la voz un extraño. Misterios de la naturaleza.
La capacidad de un recién nacido para emitir sonidos está limitada por la forma de su tracto vocal. A los tres meses comienza una transformación que le permite producir una amplia variedad de nuevos sonidos.
En los primeros cuatro años de vida, la forma cambiante del tracto vocal de un bebé repetirá la historia entera de la evolución humana. ¡Es sorprendente!.

La voz humana, su evolución

“Nuestra voz ha tardado millones de años en evolucionar”
Nuestros antepasados primates carecían de lenguaje y solo podían producir una gama limitada de sonidos. A pesar de ello, sus voces realizaban otra función vital: la comunicación de las emociones.
Cuando nuestros parientes prehumamos comenzaron a salir de los bosques y a caminar erguidos, sufrieron una serie de cambios críticos en su anatomía que mejoraron su capacidad para emitir sonidos.
La forma de su cabeza se transformó, su cara se aplanó, su lengua se desplazó hacia atrás y la laringe (que contiene las cuerdas vocales) descendió abriendo un tracto vocal más grande y cerrado, capaz de producir una profusión de nuevos sonidos.
Unidos al rápido desarrollo del cerebro humano, estos cambios físicos permitieron a nuestra especie generar una compleja variedad de sonidos necesaria para el lenguaje.

Emociones en la voz

“La voz humana está diseñada para resonar, comunicar y para que el otro sienta lo que sentimos nosotros”
Además del propio lenguaje, con la voz transmitimos emociones.
Sonidos emocionales que hemos aprendido a descifrar hace mucho tiempo. Lo hacemos desde la prehistoria ya que, pese a toda la evolución, esa capacidad nos sigue acompañando, se ha quedado grabada en nuestra esencia más profunda.
Ha sido y es aún en día clave para nuestra supervivencia, clave para entender nuestro entorno y analizar las situaciones que nos rodean y en las que nos vemos involucrados día a día.

La voz, cuestión de personalidad

“No importa dónde vivas, tu voz llevará impresa y reflejará tu cultura en el idioma que hables, en tu forma de cantar”
La voz es la traducción para los demás de nuestra personalidad.
La evolución nos ha dotado con una voz única y exclusiva de nuestra especie. Somos unos instrumentos vocales asombrosos y no existen dos iguales.
Podríamos referirnos a la voz como el vehículo que nos permite expresar nuestras emociones más profundas y conocer los sentimientos de los demás. Es el sello que nos distingue. Las voces son como las huellas dactilares, únicas.
Dos terceras partes de nuestro cuerpo, miles de millones de señales eléctricas de nuestro cerebro y cientos de músculos entran en acción cuando emitimos sonidos.
Cuando expelemos aire de nuestros pulmones éste se transforma en sonido gracias a dos minúsculas cuerdas vocales, formadas por pliegues, que pueden vibrar hasta 1000 veces por segundo.
Las frecuencias generadas por nuestras cuerdas vocales, pasan por la boca. Ésta les da forma y las convierte en más de 300 sonidos diferentes, necesarios para el lenguaje hablado.
Y es que en la boca y en el resto de nuestro cuerpo existen un montón de elementos que se convertirán en filtros para nuestra voz, le darán una forma u otra, sonará de una manera u otra.
Los filtros más comunes en el mundo de la voz son la lengua, el velo del paladar, los labios, la mandíbula, los senos paranasales o los constrictores faringes.
Sin olvidarnos de la espalda, la frente, los hombros, la zona abdominal, la base del cuello, los brazos, las rodillas, la cabeza… Según sea su colocación así influirán en el sonido de nuestra voz.

La voz humana, imposible de copiar

La voz humana es el sello que nos distingue como especie y la clave evolutiva de nuestra supervivencia.
Actualmente, el deseo de reproducirla mecánicamente ha dado sus frutos. La voz ya no es una atributo exclusivo para seres humanos. Robots intentan reproducirla, imitarla.
Pero aún resulta imposible conseguir una voz totalmente humana ¡menos mal!  Su complejidad física y el poder emocional de su expresión hacen de nuestra voz un instrumento inimitable al 100% por una máquina.
La voz humana cuando habla, crea algo nuevo a cada instante. No podemos decir lo mismo, exactamente igual, dos veces.
Porque no somos copias, somos los originales.

Cuida tu voz

Si has llegado hasta aquí, seguro que has podido reflexionar un poco sobre lo que significa realmente para nosotros la voz y lo importante que es su óptimo estado.
La uses como instrumento de trabajo o no. Tu voz es única y agradecerá tus cuidados. Desde The Smiling Voice queremos ayudarte y facilitarte la vida. Nuestros productos 100% naturales son los mimos que tu voz necesita para sonreír y estar siempre a tono.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*