Remedio para la afonía con The Smiling Voice

Remedio para la afonía con The Smiling Voice
23/03/2016 Pablo

La raíz de jengibre es originaria del continente asiático, pero se popularizó en el mundo entero por sus múltiples propiedades medicinales, que ayudan a aliviar diferentes problemas de salud y dolencias.

Hay quienes se limitan al uso culinario del jengibre, por desconocer las múltiples propiedades que este tiene para combatir gripes, afonia, tos, infecciones en las vías respiratorias altas y problemas gastrointestinales. Por esta razón, hoy te queremos compartir todos los beneficios del jengibre para utilizarlo como remedio para la afonía, para que no dudes en utilizarlo cuando tengas estos problemas de salud en casa.

¿Por qué el jengibre es bueno como remedio para la afonía?

El jengibre cuenta con propiedades expectorantes, antitusivas, antiinflamatorias y antibióticas que ayudan a combatir los resfriados, gripes y tos con flemas. Al ser rico en nutrientes como el potasio, niacina, fósforo y vitamina C, el jengibre también ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para combatir los virus y bacterias que pueden invadir nuestro cuerpo y afectar nuestra salud.

Una buena taza de té de jengibre caliente puede ayudar a controlar la tos fuerte y eliminar la mucosidad bronquial, lo que disminuye las molestias causadas afonía y gripe. Pero, además de aprovechar sus beneficios a través del té tradicional, existen otro tipo de recetas y aplicaciones que nos permiten aprovechar los beneficios del jengibre para ganarle la batalla a la gripe y la afonia.

Té especial de jengibre para combatir la afonía

Esta receta en especial es ideal para prevenir y combatir los síntomas de los resfriados y las gripes. Se recomienda consumirla desde los primeros síntomas de gripe para evitar que esta dé muy fuerte.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua
  • 1 onza de jengibre fresco picado.
  • 1 cucharada de miel de tomillo
  • Un poco de jugo de limón.
  • Pimienta al gusto.

¿Cómo prepararlo?

En una olla se pone a hervir 2 tazas de agua con una onza de jengibre fresco picado. Se deja hirviendo de 5 a 10 minutos y posteriormente se le agrega miel, jugo de limón y pimienta al gusto. Se deja reposar otros 10 minutos y se consume una taza, dos o tres veces al día.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*