Cuidar de la voz y del cuerpo con propóleo

Cuidar de la voz y del cuerpo con propóleo
22/02/2016 SILVIA CANET
cuidardelavozpropoleo

Todo lo que no sabías del propóleo te lo vamos a resumir en unos cuantos párrafos. El propóleo es uno de nuestros superpoderes para cuidar de la voz, un gran componente de nuestros remedios para el cuidado del a voz. Lo que mucha gente no sabe, es que el propóleo tiene propiedades antibacterianas, pro también es un buen aliado contra la hipertensión y el colesterol. Para descubrir más usos terapéuticos del propóleo sigue leyendo.

Beneficios del propóleo:

Es importante hacer notar que las distintas propiedades terapéuticas de los propóleos han sido comprobadas por diferentes equipos científicos de distintas partes del mundo, independientemente del sitio geográfico de procedencia de los productos estudiados.

Contacto

Propiedad antibacteriana, ha sido probablemente la más estudiada, habiéndose comprobado su doble versión, bactericida y bacteriostática. Avalan esta importante propiedad el análisis de algunos de sus componentes como el ácido benzoico así como de sus derivados activos oxi y metoxibenzóicos. Mencionaremos también su contenido de ácidos p – cumarínico, cafeico y ferúlico, todos ellos de reconocida acción antibacteriana.
También presentan acción antibiótica los sexquiterpenos, especialmente el bisabolol. A otro de sus componentes, la galangina, se le atribuye una gran actividad antibacteriana.

Según Okonenko, estas sustancias son mas asimilables que los antibióticos convencionales y además su mecanismo de acción no solo está dado por sus propiedades antibacterianas sino también por mejorar la reacción inmunológica del organismo.

En cuanto a su actividad antiviral, está demostrada en la práctica por su acción sobre varios virus patógenos dada por una serie de componentes de naturaleza flavonoide, como acacetinas y pectolanarigenos. Diversos estudios, han comprobado cantidad de compuestos oxidados presentes en las células afectadas por virosis, reacción que parece fundamentalpara su metabolismo. Las propiedades antioxidantes de los propóleos, pueden estar relacionadas con la inhibición del desarrollo de los virus.

La propiedad antimicótica estaría determinada por la presencia de sacranetina, perostibeno y estalibdenos que son probados agentes antifúngicos, actividad que también presenta el ácido benzoico.

Su actividad como anticolesterolémica, antihipertensiva y preventiva de accidentes cardio-circulatorios, está relacionada y determinada por la presencia de ácidos grasos no saturados, en su composición, que inhiben la oxidación del colesterol. También pude influir en esta actividad terapéutica, las micro concentraciones de zinc en presencia de estos ácidos grasos (Suite, Dereveci).

Otra de sus propiedades, la de estimular la epitelización, estaría determinada por la inhibición del desarrollo de agentes patógenos (A. Bacteriostática) que puedan inhibirla reproducción celular, lo que favorecería el proceso de epitelización.

Como podemos ver el propóleo tiene múltiples acciones terapéuticas sin embargo las más estudiadas y demostradas son las que hemos mencionado y especialmente la de comportarse como un estupendo antibiótico y antiséptico natural que además favorece la capacidad de defensa de nuestro organismo.

Antecedentes históricos del propóleo

El uso de propóleos por el hombre, se remonta a la edad de bronce, donde según Vauthier fueron usados como agentes antimicrobianos en las trepanaciones craneanas realizadas entonces.

En algunos escritos de Aristóteles, se cita a los propóleos como tratamiento ideal para golpes y magulladuras. En la época de los romanos, Plinio y Dioscorides sostuvieron interesantes debates sobre el origen de los propóleos.

En el Corán se le menciona como agente curativo (Makashvili). En la época del inkanato fueron usados los propóleos para bajar la fiebre.

En la Edad Media se dejó un poco relegada la investigación y el uso de los propóleos, manteniéndose su uso en la medicina tradicional de distintos países europeos.

Recién a finales del siglo pasado cobra nuevamente vigencia el uso de los propóleos al ser utilizado en la guerra de los Boers (1989 – 1902) como eficaz cicatrizante de heridas. Esta circunstancia hizo despertar nuevamente el interés de los investigadores por estas sustancias, centrando sus estudios en un primer momento en la composición química y ya más adelante en trabajos de investigación preclínico y clínicos en los que han destacado investigadores rusos en Europa y cubanos en Latinoamérica.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*