Disfonía o cuando tienes la voz alterada

Disfonía o cuando tienes la voz alterada
03/08/2016 SILVIA CANET
disfonía

Hablemos de disfonía…

¿Alguna vez has sentido que no reconoces tu voz?

Es lo que pasa cuando sufrimos de disfonía. La disfonía es una alteración que se produce en la emisión de la voz. En el ámbito no-médico se lo conoce como ronquera y afonía. Las personas que trabajan o ejercen su profesión utilizando la voz como su principal herramienta se encuentran más expuestas a sufrir disfonías. Son los docentes, locutores, cantantes, empleados de call center, telefonistas, telemarketers, curas u oradores, profesionales de la voz.

Tipos y causas de disfonías

Existen dos tipologías de disfonías: funcionales y orgánicas. Las primeras surgen por una complicación en la laringe, por nódulos, pólipos, quistes, edemas o úlceras o por problemas de inhibición, espasmódicas, psiquiátricas, etc. En el caso de las disfonías orgánicas suceden por una lesión en los órganos de fonación. Por ejemplo por enfermedades congénitas en la laringe o extra-laringe, por problemas hormonales, neurológicos o bien por alteraciones quirúrgicas o traumáticas.

Algunos remedios naturales

  • Beber caldos de calabacín o borraja: Este tipo de vegetales son ricos en mucílagos que suavizan las mucosas.
  • Triturar en la licuadora una cebolla con dos cucharadas de miel. Colar y beber tres cucharadas por día.
  • Hervir una taza de agua y añadir el zumo de un limón. Hacer con esta preparación gárgaras tibias dos veces por día.
  • Hervir una taza de agua y una cucharadita de llantén. Dejar enfriar y hacer gárgaras.
  • Añadir a una taza de agua hirviendo una cucharadita de tomillo. Dejar reposar 10 minutos, colar. Añadir el zumo de medio limón y una cucharada de miel. Beber como té.
  • Consumir zumo de piña o rodajas de esta fruta natural. Sus ingredientes sirven para revitalizar los tejidos de la laringe y cuerdas vocales.

¿Qué hacer para evitarlo?

  • No hables por encima de las posibilidades de tu voz. No fuerces.
  • No fumes
  • Mantén una buena hidratación
  • No gritar y dormir bien son las claves para una voz sana.
  • No aclares de la garganta y si tienes que toser no lo hagas con mucha fuerza para no dañarte.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*